fbpx

Vender (solo) por Instagram está bien para cuando recién comenzamos con nuestro negocio. Pero, ¿es estratégico dejar que las ventas dependan de un canal sobre el cual no tenemos el más mínimo control?

En este artículo te voy a contar cuáles son las claves para empezar a emanciparte de Instagram y que las ventas de tu negocio no dependan de una red social.

 

Por: Marian de @vivirdeeso

Instagram solía ser un buen lugar cuando empecé con mi emprendimiento digital, allá por el año 2018. Si tenías 100 seguidores, llegabas a 97 y, de esos, 10 te compraban. Era hermoso.

Hoy hace falta un gran trabajo para sostener el alcance y ni hablar de esos momentos en los que la plataforma se cae. Cuando los usuarios comenzaron a migrar a Tik Tok, ahí fue que terminó de caer la ficha: las redes sociales son una buena palanca para dar visibilidad a nuestro negocio pero no un lugar definitivo para trabajar las ventas.

Para mí, hubo un punto de inflexión: cuando empecé a notar que si abandonaba Instagram por un día mi alcance y mis ventas caían. Entonces, ahí supe que necesitaba un camino para trabajar mi estrategia de venta de manera más estable, integral y que no dependiera de una plataforma sobre la cual no tengo ningún tipo de control.

Y no era tan difícil: muchos de mis colegas ya estaban haciéndolo. 

Por eso hoy te voy a contar lo que necesitás para “independizarte” y sumar herramientas que te ayuden a crecer en el largo plazo, sin importar la red social con la que atraigas a tu audiencia.

Aquí están, estas son: las 5 claves para que tus ventas no dependan de Instagram.

Y si querés trabajar más fuerte en esto, te invito a que accedas gratis a mi audioclase Cómo crecer fuera de las redes sociales.

 

Clave 1: Cambiá tu cabeza

Sin esto, el resto no te va a funcionar para nada. Podés probar o experimentar lo que sea para vender pero si tu mente aún está con Instagram como centro de tu estrategia, entonces no habrá manera de que lo cambies.

Empezá por esto: mirá a Instagram como el principio del recorrido de tu cliente y no el final. Porque hay un mundo atrás de esta red social, desde donde se va a generar tanto la confianza con el cliente como las ventas. Instagram va a ser uno más de tus canales de atracción, como puede ser un podcast o un canal de Youtube.

Hacé el ejercicio de pensar en Instagram únicamente como un canal de entrada: ahí las personas van a conocerte e ir hacia otros canales de comunicación y venta donde tendrán más cercanía con tu marca; mientras vos podrás ofrecer nuevos contenidos para acercarlos a la decisión de compra y también concretar las ventas.

 

Clave 2: Tu web

Tu local online. Tu casa. Tu negocio. Llamale como a vos te guste: tu web es el lugar donde las personas van a encontrar toda la información de tu negocio, siempre disponible y donde podrás contorlar el recorrido que hace el cliente desde que llega hasta que compra.

Podés empapelar tu web con la identidad de tu marca. Te permite automatizar procesos de venta y de captación de potenciales clientes, además de tener métricas muy precisas.

Todo eso lo podés hacer dentro de tu propio sitio web.

Tu web es tu lugar en Internet. Es donde vas a recibir a tus clientes hablando de los temas que a ellos les interesa, donde no vas a depender de formatos ni de límites (como duraciones de video de 1 minuto o que la imagen tenga el tamaño que encaja justo para la portada de un video). Dentro de tu web mandás vos y se va a mostrar lo que vos quieras.

La versatilidad y estabilidad que tiene una web no la puede ofrecer ninguna de las redes sociales que existen. Gracias a esto, podemos ofrecer otro tipo de atención al cliente, pensar en la calidad de esa experiencia de usuario.

Por eso, es importante que la web esté presente en toda estrategia que pensemos a largo plazo para nuestro negocio.

 

Clave 3: Email Marketing

Por supuesto que el email marketing es una de las mejores herramientas para independizarte de Instagram. Más allá de que hay personas que creen que ya no funciona, el email marketing tiene una alta tasa de conversión, muy potente. Es una herramienta económica y eficaz.

El correo electrónico existe desde que existe Internet y  sigue funcionando para vender hasta el día de hoy. Tené en cuenta que todas las personas tienen al menos un correo electrónico para generar cualquier tipo de transacción online, ya que es nuestro correo postal digital. Sí o sí tienen que entrar y leer los emails.

Las ventajas del email marketing es que no depende de un algoritmo: podemos trabajar sin presiones de horarios o prácticas para lograr más alcance.

Vamos a trabajar enviando mensajes directos a nuestros suscriptores.

Y algo que casi nadie dice: el email marketing es una excelente herramienta para crear comunidad. Sí, aunque te parezca que no, es un lugar súper amigable para comunicarte con tu audiencia, generar confianza, comenzar conversaciones y cultivar tu relación con posibles clientes.

 

Clave 4: El recorrido de los clientes

Un embudo de ventas es el recorrido que hace un cliente desde que te conoce hasta que te compra (y que no termina ahí, en realidad). 

Ese recorrido lo vas a poder armar con el control en cada uno de sus pasos si trabajás con una web como centro de tu estrategia. 

Por ejemplo:

Paso 1: Que el canal de entrada sea Instagram

Paso 2: Que luego pasen a tu web para suscribirse a tu newsletter

Paso 3: Que reciban emails en su casilla de correo donde vas a impulsar la venta

Paso 4: Que realicen la venta dentro de tu web

Eso sería un embudo básico en donde controlás cada uno de los pasos para que se desarrollen de la manera más fluida, entretenida y fácil posible.

Además, una vez que el cliente compra dentro de tu web, podemos guardar esa información para después enviar correos específicos, como de remarketing: volver a venderles a quienes ya compraron.

Esa información te ayudará a que tus embudos de venta funcionen cada vez mejor.

Por esto es que los embudos o el recorrido del cliente son claves para vender fuera de Instagram, ya que esta información valiosísima no la tenemos disponible en una red social.

¿Qué función cumple Instagram? La de ser uno de los canales de entrada para nuestro embudo, como pueden ser también la publicidad, un podcast, otras redes sociales, nu canal de Youtube, etcétera.

 

 

Clave 5: Las automatizaciones

Esta es una manera de ir un poco más allá con los embudos de venta. Una vez los tenemos armados como recorridos del cliente, el paso siguiente es armar automatizaciones

Por ejemplo, podemos automatizar para que cuando las personas entren a nuestra web y se suscriban al newsletter, reciban de manera automática una serie de emails donde les ofrecemos un descuento u oportunidad especial de compra por ingresar en nuestro newsletter, generando la primera compra mucho más rápido.

Esto solo lo podemos hacer si trabajamos con email marketing y nuestra web, ya que podemos empezar con automatizaciones sencillas y luego ir mejorándolas poco a poco.

De esta manera, nuestras ventas van a ser independientes del día, de la hora, del canal de entrada: la automatización funciona sin nuestra intervención, sin importar si ese día subimos o no una historia a Instagram.

Lo único que vamos a hacer de manera periódica es revisar el funcionamiento de la automatización, sus métricas y determinar qué podemos mejorar para alcanzar mayor porcentaje de conversión. 

 

Estas son entonces las 5 claves más importantes para que tus ventas dejen de depender de Instagram. Tené a mano este artículo: podés guardarlo en los favoritos de tu navegador. 

Si todavía no trabajás con ninguna de estas herramientas (sitio web, tienda online, email marketing o automatizaciones) te vendrá bien leerlo de nuevo e ir definiendo de a poco tu plan de acción para pensar tu estrategia de ventas a largo plazo.

Es mejor empezar chiquito, pero empezar.

 

Si te quedaste con ganas de más, tengo una audioclase gratis para vos con ejercicios prácticos e info concreta y al pie para activar >> Audioclase Gratis: Cómo crecer fuera de las redes sociales.

¡Te espero ahí!

 

Soy Marian, fundadora de Vivir de eso, donde me dedico al diseño web y cursos online para emprendedores. Mi misión es ayudar a emprendedores a que puedan vivir haciendo lo que les gusta y crecer con sus negocios.